Las denuncias de la CGT sobre la falta de cumplimiento del pacto antidespidos firmado en noviembre motivaron la reacción de la UIA en el primer encuentro del año del comité ejecutivo. Más aún ante las recientes declaraciones de funcionarios sobre la "falta de representatividad" del sector empresario para comprometerse en cuestiones que no pueden cumplir.

"Si hay algo que está claro, es la representatividad de la UIA, y por eso la convocan. La entidad firmó lo que siempre dijo que podía firmar, con los alcances que tiene. No se podía ir más allá, ni en materia de despidos ni respecto del bono de fin de año", enfatizó a El Cronista el vicepresidente de la central fabril, Daniel Funes de Rioja.

LEER MÁS: Universidad Católica: en 2016 hubo "1,5 millones de pobres nuevos"

El empresario, posible sucesor de Adrián Kaufmann en la presidencia de la institución, relativizó la cantidad de despidos y suspensiones que hubo en relación con la situación de la industria. "La industria cayó casi 5% en 2016 y la utilización de la capacidad instalada fue del 60%, por lo que la performance muestra que se defendió mucho más el empleo que en la crisis de 2008-2009, donde se perdieron 70.000 empleos", agregó Funes de Rioja. Durante 2016, los despidos alcanzaron los 47.000.

Generaron molestia entre los empresarios las declaraciones del jefe de Gabinete, Marcos Peña; y del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, quienes, en el marco de los cuestionamientos generales a la marcha convocada por la CGT, se solidarizaron en torno al incumplimiento del "pacto antidespidos" firmado con los empresarios a fines del año pasado.

En esta nota