El secretario de la Unión Industrial Argentina (UIA), Juan Carlos Sacco, advirtió este miércoles que el programa "empalme" para la reinserción laboral de beneficiarios de planes sociales "serviría si se reactiva el mercado interno".

Además, si bien valoró que la economía "está ordenada" y que la Argentina "se está insertando en el GPS del mundo", afirmó que "hay una sangría por la mortandad de Pymes".

"Este plan serviría si el mercado interno estuviera reactivado, porque uno tomaría, para pasarlo al mercado formal, a aquel que tiene un subsidio. Pero todavía no está claro cómo es el tema, hay que llevarlo a los papeles", afirmó el empresario en declaraciones a radio La Red.

Hoy, el Gobierno nacional oficializó la puesta en marcha del Programa de Inserción Laboral, a través del cual los beneficiarios de planes sociales seguirán percibiendo esos beneficios aunque consigan un empleo formal.

Sacco explicó que en la entidad industrial están "preocupados por el mercado interno" que "hoy está caído salvo raras excepciones como el mercado automotriz, que se mueve porque le va bien al campo".

"Donde se reactive la economía, automáticamente las Pymes comienzan a incorporar gente rápidamente, porque toman de a uno, dos, tres trabajadores, y rápidamente se generan 500 mil puestos de trabajo", añadió Sacco.

De todas formas, advirtió por la "mortandad" de pequeñas empresas "que viven acá, producen acá y, lo que ganan, lo reinvierten acá, diferencia de lo que sucede con las grandes, que no tienen corazón y van donde está mejor posicionado con las excepciones impositivas".

Por último, se mostró confiado en que el Gobierno logrará controlar el alza de los precios y dijo que si el presidente Mauricio Macri "termina su primer mandato con un 10 por ciento de inflación, ya es Gardel".

En esta nota