La Unión Industrial Argentina (UIA) reclamó la necesidad de trabajar para mejorar la competitividad de las empresas, con medidas que atiendan la alta presión impositiva, la inflación, la logística, la energía y la dispersión de precios que ofrece el mercado interno, y consideró que "todavía no están las condiciones para que haya un boom de inversiones".

Así lo expresaron los industriales Miguel Acevedo y Juan Carlos Sacco, vicepresidente y secretario de la entidad fabril, que junto a sus pares participarán hoy y mañana de la 22da. Conferencia Industrial Argentina, en el Golden Center de Parque Norte.

"La industria está equipada, Argentina es altísimamente productiva, pero dejamos de ser competitivos de la puerta para afuera porque el Estado elefantiásico que tenemos, cuando salimos, nos pone una mochila del 40 al 45 por ciento de impuesto, más gravámenes provinciales y municipales", refirió Sacco en declaraciones radiales.


Según Acevedo, "todavía no están las condiciones para que haya un boom de inversiones, ya que seguimos con muchas cosas que no se han solucionado, como por ejemplo la presión fiscal", y consideró que "a nadie le conviene tener una inflación alta, debido a que destruye el poder adquisitivo" de la población.

El vicepresidente de la UIA aseguró que "una devaluación no tiene sentido" para dar solución a la falta de nivel competitivo y recordó que "tenemos a muchas industrias que están cayendo en su producción; en los últimos meses en vez de ver brotes verdes vemos caída de producción".

Sacco, secretario de la entidad, refirió que en materia externa Argentina cuenta con "el valor del salario medido en dólares más alto de América" y que en el orden doméstico, "en la puerta de las fábricas, el valor del producto no supera el 20 por ciento del precio que se paga en las góndolas".

En esta nota