La cobertura de un acto implica tomar las textuales más relevantes del principal orador, pero sin desvirtuar su esencia como bien marca uno de los límites de la ética del periodismo.

A Cristina Kirchner, en su paso por Ensenada el último fin de semana, Clarín le "operó" una frase y le cambió su sentido buscando provocar una reacción de enojo en sus lectores.

Embed

LEER MÁS: El insulto clasista de Dietrich a un intendente kirchnerista

"Estoy segura de que vamos a volver a construir ese país de sueños e ideales, en el que cada argentino se levantaba y creía que mañana iba a ser mejor que ayer", dijo la candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires.

Sin embargo, Clarín y TN cortaron las primeras siete palabras de su frase y la dejó así: "Estoy segura de que vamos a volver".

Embed