Argentina cayó derrotada por 4 a 2 frente a Nigeria en el segundo amistoso de preparación con vistas al Mundial de 2018, en Krasnodar, Rusia. Los goles fueron marcados por Ever Banega y Sergio Agüero.

El seleccionado nacional mostró dos caras durante el cotejo y pasó de una alentadora contundencia a una preocupante falta de concentración y peligrosos errores defensivos.

Los dirigidos por Jorge Sampaoli fuero claros dominadores del juego durante casi toda la primera etapa y utilizaron su amplia superioridad jerárquica para controlar la posesión del balón y elaborar el ataque desde jugadas construidas. No obstante, en la segunda mitad, sucumbieron ante una versión más ofensiva de su rival y quedaron debajo en el tanteador en apenas diez minutos, con serias desinteligencias defensivas.

Con una gran primera parte, el elenco nacional consiguió adelantarse sin problemas en el marcador. Primero, Banega anotó de tiro libre luego de que el arquero nigeriano, Daniel Akpeyi, tomara con la pelota con las manos fuera del área, y luego el 'Kun' Agüero concluyó una rápida jugada que involucró a Paulo Dybala y Cristian Pavón.

Embed
Embed

El primer tiempo fue casi perfecto para los conducidos por Sampaoli, pero antes del descanso Kelechi Iheanacho descontó de tiro frente a una floja respuesta de el arquero Agustín Marchesín.

Embed

El impulso del final le sirvió a Nigeria para salir con mayor decisión ofensiva en el complemento. El conjunto africano adelantó sus líneas y proyectó a sus laterales para aprovechar los huecos dejados por la línea de tres defensores dispuesta por el entrenador argentino.

Así, en apenas diez minutos los de verde remontaron el partido. Alexander Iwobi apareció en el medio del área sin que nadie lo marcara y fue asistido por Iheanacho para anotar el empate. Más tarde, las concesiones de la defensa argentina le permitieron a los nigerianos elaborar una jugada que terminó con el 3 a 2 en los pies de Brian Idowu.

Embed
Embed

El resultado descolocó al equipo argentino que, nublado por el resultado desfavorable, avanzó más por ímpetu que por juego y perdió la precisión de la primera parte para trabajar las jugadas.

La desesperación argentina también profundizó la fragilidad en el lado defensivo, la cual quedó plasmada en el cuarto festejo del equipo africano: Al borde del área, Iwobi pasó entre tres marcas (caño a Javier Mascherano incluido) y batió a Marchesín.

Embed

En el tramo final, Argentina recupero algo de la esencia de los primeros instantes y fue por el descuento. La más clara estuvo en la cabeza de Darío Benedetto, pero Akpeyi la punteó por encima del travesaño.

En cuanto al rendimiento individual, el elenco nacional presento desempeños dispares, sobre todo entre el sector ofensivo y la defensa.

Entre los rendimientos más bajos Marchesín no aportó seguridad en el arco y desaprovechó su chance de confirmarse como el tercer arquero del plantel. Mientras que Mascherano sufrió en defensa y estuvo involucrado en todos los goles de Nigeria.

En tanto que entre las buenas actuaciones se destacaron las del 'Kun', que se convirtió en el tercer goleador histórico de la Selección; Pavón, con gran proyección por la banda; y Giovanni Lo Celso, que estuvo más suelto que en el duelo ante Rusia.