Mauricio Macri le guarda resentimiento a Marcelo Tinelli desde que Daniel Scioli cerró su campaña a Presidente desde el estudio de Showmatch. Por eso, el Presidente se opuso siempre a que el hombre más exitoso de la televisión llegue a ocupar el sillón que supo ser de Julio Grondona en la Asociación del Fútbol Argentino.

Por intermedio de Daniel Angelici, buscó vaciarlo de poder durante los últimos meses. Ahora, logró su cometido final luego que el conductor anunciara su renuncia.

El tema de salud de Tinelli existe, pero la realidad es que si la situación dentro de la institución de la calle Viamonte fuera diferente, probablemente hubiera dejado de lado otras cosas y no el fútbol.

LEER MÁS: El Gobierno admitió que los billetes de las nuevas aerolíneas no son baratos

Según detalla el portal Expediente Político, el conductor de TV quería la continuidad de Bauza e incluso fue él quien gestionó la visita del ex DT al programa de Sebastián “Pollo” Vignolo en Canal 13, que paradójicamente terminó de marcar su salida.

La nueva conducción de AFA siempre estuvo decidida a echar a Bauza. Visto que no iba a poder luchar contra el tándem Tapia-Moyano-Angelici, Tinelli dijo "chau, chau chauuu".