El asesor del gobierno Jaime Durán Barba reconoció que el presidente, Mauricio Macri, hizo un tratamiento para evitar el síndrome de Hubris, la llamada "enfermedad del poder".

"Creo que Mauricio hace un esfuerzo para manejar eso, pero es complicado", afirmó Durán Barba en una entrevista con el diario Perfil.

El asesor además sostuvo que la enfermedad produce lejanía y encierro, dos condiciones que lo distancian de la realidad.

En la entrevista con Jorge Fontevecchia, el periodista le preguntó si el síndrome pudo haberlo llevado a tomar decisiones como la quita de pensiones a los discapacitados. Durán Barba se limitó a responder que puede generar lejanía, pero no habló de la polémica medida que dejó sin ingresos a más de 72 mil personas con discapacidad.

LEER MÁS: El Gobierno ya dejó a 83 mil personas sin pensión

Durán Barba además explicó el alejamiento de la cotidianeidad que puede padecer el presidente: "Entonces primero sos dios, segundo te rodea un grupo de 20 gentes que se repiten mutuamente las mismas verdades y expulsan a quien disiente. Y ahí llega como decían los griegos, Némesis y viene la hecatombe. Ese es el desarrollo del Hubris".