La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, volvió a quedar en el centro de la polémica al hablar sobre el alcohol.

Vale recordar que Bullrich fue demorada hace años por estar conduciendo alcoholizada y la funcionaria ha sido acusada de sufrir esa enfermedad aunque se encargado de negarlo.

Ahora, en un ping pong en medio de una entrevista con Clarín le consultaron sobre su bebida favorita y respondió: "Un buen vino".

Embed

En esta nota