El presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Ricardo Lorenzetti, aseguró que "es excelente" la relación del máximo tribunal del país con el gobierno de Mauricio Macri".

Y consideró que "de ninguna manera" el fallo de la Corte que favoreció a las provincias de Santa Fe, Córdoba y San Luis en la coparticipación federal "ha provocado una crisis económica, ni fiscal, ni afectó nuestra relación con el gobierno".

En una entrevista difundida anoche por Canal 26, Lorenzetti dio detalles del diálogo que tuvo con Macri sobre el decreto de nombramiento en comisión de los juristas Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrats como miembros del máximo tribunal.

Dijo que en diciembre conversó con Macri, que le preguntó si necesitaba en ese momento al nombramiento, pero que le respondió que no porque venía la feria judicial de enero.

"Lo que nosotros hicimos fue decirle (a Macri) que realmente no había ninguna urgencia en tomarles juramento ahora y que lo mejor era que siguiera el trámite porque es bueno que el Senado opine", añadió Para Lorenzetti, el procedimiento parlamentario de nombramiento de jueces "hace a las instituciones, al diálogo de poderes" y juzgó que "el Presidente hizo muy bien" en dar marcha atrás con el decreto y mandar el proyecto al Senado.

"Un Presidente esta en todo su derecho de criticar un fallo" reconoció pero advirtió que "lo que no se puede hacer es violar la independencia del Poder Judicial".

Al referirse, sin nombrarlo, al proyecto de Cristina Kirchner de democratizar la Justicia, Lorenzetti evaluó que "hubo reformas que querían afectar la independencia de los jueces" "Eso fue un quiebre muy fuerte en la dirección general del país y si la Corte no hubiera frenado muchas de esas decisiones hoy el escenario sería otro", consideró Lorenzetti y estimó que "esa es una cuestión bastante reconocida" al máximo tribunal.