El Ministerio de Seguridad, cartera dirigida por Patricia Bullrich, repartió en una reunión con organizaciones sociales un folleto en el que da una polémica definición de violencia institucional.

"La violencia institucional es una práctica en la que participe, como víctima o victimario, un personal de las Fuerzas de Seguridad a cargo del Ministerio, violatoria de los derechos humanos", describe la publicación.


Esto difiere de otras definiciones como la del Centro de Estudios Legales y Sociales, que apunta que la violencia institucional es "la denuncia de graves violaciones a los derechos humanos ocasionadas por el accionar violento de las fuerzas de seguridad, el control del uso de la fuerza, y el seguimiento de la situación de los presos en todo el país son condiciones indispensables para el respeto a los derechos fundamentales".

Embed