El Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, a través de la Auditoría General de Asuntos Internos, exoneró al represor Miguel Etchecolatz, jefe de la Policía durante la última dictadura y mano derecha de Ramón Camps, y otros doce efectivos de la Policía de la provincia de Buenos Aires que también participaron en la represión ilegal, informó hoy la cartera que conduce Cristian Ritondo.

Estos numerarios, a pesar de haber sido condenados por cometer delitos de lesa humanidad, todavía pertenecían a la fuerza, ya que figuraban como retirados y conservaban sus condiciones como policías.

El titular de la cartera de Seguridad, Cristian Ritondo, destacó que “no podíamos dejar a estas personas con estado policial, ya que era una falta de respeto a la democracia y un mal ejemplo para la fuerza".

Esta medida se logró a través de un trabajo en conjunto e intercambio de información con diferentes organismos de derechos humanos, luego de una investigación administrativa que Asuntos Internos inició el año pasado, explicó la cartera.

En esta nota