Mauricio Macri y Justin Trudeau se reunieron este jueves y el Primero Ministro de Canadá le reclamó por la detención de Milagro Sala, tildada de ilegal por la ONU.

El Presidente argentino le respondió que ayer, viernes, le informaría a Naciones Unidas sobre su situación tal como solicitó la ONU.

Sin embargo, el Gobierno aún no realizó ningún tipo de informe sobre la presa política jujeña hacia la ONU, tal como le había prometido Macri al PM canadiense.

Hace semana hubo un pedido del Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria de la ONU para que se ordene la "libertad inmediata" de Milagro Sala.

El secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, recibió ayer durante una hora a una delegación del Comité por la Libertad de la dirigente de la Tupac Amaru y diputada del Parlasur, según cuenta el diario Página 12.

"La reunión fue un chicle para dilatar la situación", la definió el diácono Ricardo Carrizo, del Grupo de Curas en Opción por los Pobres. La única novedad que mostró Avruj fue un decreto del gobernador jujeño Gerardo Morales por el que instruye a la fiscalía de Estado provincial para que notifique de la decisión de la ONU a los jueces y fiscales que instruyen causas contra la referente de la Tupac Amaru.