Luego de las maratónicas y sospechosas jornadas de detención a ex funcionarios del gobierno kirchnerista, ahora los grandes empresarios nacionales comienzan a preocuparse por el efecto "equilibrio" que podría generarse desde Casa Rosada y Comodoro Py.

Según explica el portal La Política Online, el propio gobierno se siente "incómodo" frente a las detenciones partidarias, al punto tal que estaría considerando "entregar" a un empresario: "El rumor que aterroriza a los empresarios es el que indica que Macri quiere a uno de ellos preso para sentar un precedente de verdadera lucha contra la corrupción y no de un proceso direccionado únicamente contra el kirchnerismo", explica el artículo.

En este sentido, la nota cita que "en el Gobierno recuerdan que el presidente le había pedido a Laura Alonso, titular de la Oficina Anticorrupción, que quería a un ministro propio entre las rejas para hacer historia".

"Es por eso que en el empresariado ahora no saben desde dónde puede venir la bala y han comenzado una peligrosa mancha venenosa, donde por lo bajo sugieren quien es la mejor víctima propiciatoria, para calmar al poder político", concluyó.

En esta nota