La procuradora Alejandra Gils Carbó mantuvo una reunión con la fiscal Silvina Ávila, a cargo de la investigación por la desaparición de Santiago Maldonado, y se comprometió a reforzar el equipo de trabajo destinado a su búsqueda.

Gils Carbó le comunicó a Ávila que se incorporarán cuatro funcionarios y empleados para ayudar a la Fiscalía en la búsqueda de Maldonado "en vistas a la trascendencia institucional del caso". También se van a llevar adelante "acuerdos interinstitucionales que permitan incorporar a especialistas y peritos de reconocida trayectoria en materia de desaparición forzada", se informó oficialmente. Asimismo la Procuración se comprometió a ampliar el espacio físico donde funciona la Fiscalía Federal de Esquel.

Del encuentro, solicitado a instancias de la magistrada de Esquel, participaron además el titular de la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin), Félix Crous; la directora general de Orientación, Acompañamiento y Protección a las Víctimas (DOVIC), Malena Derdoy, y el titular de la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia, Horacio Azzolin.

LEE MÁS

Embed

Tanto Procuvin como Dovic y UFECI colaboran con la pesquisa del artesano desaparecido hace 28 días que lleva adelante la Fiscalía Federal de Esquel.

Mientras tanto, la fiscal Ávila manifestó en un documento que, hasta el momento, las pruebas contra Gendarmería son débiles. En un informe que dirigió al Ministerio de Justicia dela Nación, la funcionaria judicial defendió el accionar del juez Guido Otranto, negó que Ariel Garzi haya estado bajo la figura del testigo protegido o que existieran dos testimonios que comprometieran a Gendarmería.

Otranto se encuentra investigando actualmente el presunto rol de la Gendarmería en la represión del 1 de agosto, que él mismo ordenó.

LEE MÁS

Embed