Mientras los trabajadores y pilotos de nuestra linea de bandera Aerolíneas Argentinas se encuentran discutiendo cuestiones salariales, la presidenta de la compañía, Isela Costantini, dio un fuerte mensaje a los sindicatos: "Los trabajadores que se opongan a nuestros negocio no van a estar más en la empresa".

"Tenemos que ayudar a que los gremios entiendan más nuestro negocio. Una empresa que pierde plata tiene impacto en los empleados. Y los que se opongan, no van a estar más en nuestra empresa", resaltó Costantini durante una exposición en la Convención Anual del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF). "Hay empleados que creen que llegan y se jubilan dentro de la empresa", se lamentó.

Pese a las polémicas declaraciones, Costantini remarcó que la empresa está abierta al diálogo. Respecto a los despidos que se realiza"Actualmente tenemos 12.000 empleados, de los 12.400 que teníamos cuando iniciamos nuestra gestión. (Los despedidos) no tenían un trabajo fijo en la compañía", subrayó.