La Policía Federal y la de la Ciudad realizaron tareas de inteligencia a menores dentro de una escuela pública. La dependiente de Patricia Bullrich le envió información interna del centro de estudiantes a la fuerza de seguridad porteña, lo que puede complicar a José Luis Potocar, imputado y con arresto preventivo por una causa de sobornos.

Mediante la Orden 1462/2017, a la que accedió en exclusiva El Destape, la Policía de la Ciudad dijo tomar conocimiento de que “integrantes del Centro de Estudiantes de la Escuela Normal Superior Nº 2 (distrito escolar 6) ‘Mariano Acosta’ se concentrarán frente a la mencionada escuela en defensa de la educación pública” a las 12 del 20 de abril. Pero los datos eran incorrectos: los alumnos tenían preparada una asamblea dentro de las instalaciones.

Embed

No obstante, la flamante fuerza de seguridad de Horacio Rodríguez Larreta dispuso un operativo para una hora antes que incluyó efectivos armados y una brigada para que filme el evento. Fuentes del Ministerio de Seguridad porteño, que depende de Martín Ocampo, aclararon que tienen prohibidas las tareas de inteligencia y que la grabación de exteriores "se realiza en todas las manifestaciones para salvaguardar la labor policial".

Fiscalizó la ejecución el jefe de la Comisaría 8, Osvaldo Tejido, quien tenía órdenes de solicitar a la División Sala de Situación, perteneciente a la Dirección de Operaciones y Servicios Preventivos, el envío de personal y medios “en caso de ser necesario”.

LEER MÁS: Ciudad: una denuncia complica al suspendido jefe de la policía

Por decisión del oficial de Dirección, la Dirección de Comisarías envió 5 efectivos uniformados de infantería “para ser distribuidos convenientemente en el área del dispositivo de seguridad general y atención a las eventualidades del tránsito”. Además, dos motociclistas “a fin de atender eventuales necesidades del tránsito”.

La comisaría de la zona se comprometió a que los móviles en servicio recorrieran “asiduamente el lugar e inmediaciones, en misión de seguridad general y apoyo del personal destacado. El Área División Exteriores de Video dispuso una brigada de video, a órdenes del jefe de servicio.

Por último, el Departamento de Emergencias Policiales debió “implementar un servicio específico de ordenamiento de tránsito vehicular en el lugar e inmediaciones, mediante la afectación del Cuerpo de Agentes de Tránsito” porteño.

Firmaron la orden el comisario Marcelo Noguerol (jefe de División Planificación de Servicios) y el comisionado mayor Alfredo Zaracho (director de Operaciones y Servicios Preventivos), ambos de la Policía de la Ciudad.

Esta coordinación y el traspaso de datos de inteligencia se explicaría “si hay un convenio de inteligencia entre la Policía de la Ciudad y la Federal, que sólo lo podría haber suscrito el jefe de la Policía (José Potocar)”, explicó a Radio Madre Gustavo Moreno, quien denunció la actuación en representación de los menores, como titular de la Asesoría Tutelar 1 ante la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires.

“Es bastante grave, porque volvemos a épocas que creíamos pasadas y sobre todo con menores de edad”, alertó en declaraciones al programa Métodos Poco Claros. Contó que otro estudiante de la escuela 27 relató un hecho similar. “Si esto llega a ser así puede haber un plan de inteligencia con los centros de estudiantes”, dijo Moreno, lo cual es flagrantemente ilegal.

El expediente está en manos de la Fiscalía de Instrucción 43, a cargo de Carlos Velarde, quien debe decidir si impulsa la investigación e imputa a quienes participaron y dilucidar responsabilidades.

En esta nota