La descontrolada emisión de deuda del Gobierno de Macri genera un alerta para el futuro del país. Desde el acuerdo con los fondos buitre, el oficialismo avanzó en aumentar el pasivo del Tesoro, un mecanismo que utilizó cuando solo gobernaban la ciudad de Buenos Aires y planea seguir por ese camino.

Economía Política repasó los últimos datos que muestran un problema hoy silencioso pero cada día crece más. El 60% de la deuda emitida en países emergentes corresponde solamente a nuestro país, que proyecta incrementarla entre 29 y 36 mil millones de dólares el año 2017, cuando defina su futuro electoral en los comicios legislativos. Eso implica llegar el pasivo al 24% del PBI, casi el doble del nivel del 2015.

Deuda: la pesada herencia de Macri