Al menos 19 personas murieron y 22 resultaron heridas de distinta consideración esta mañana, cuando un ómnibus de la compañía chilena Turbus volcó en la ruta 7, en la zona de alta montaña de Mendoza, en la peor tragedia vial de la historia provincial.

Los ministerios de Salud y de Seguridad de Mendoza confirmaron que el accidente se produjo a las 0.45 de este sábado, en el corredor internacional de la ruta 7, por donde transitaba el interno 2267 de la empresa Turbus, que había partido de Mendoza rumbo a Santiago de Chile, con 40 pasajeros y 2 choferes, quienes resultaron ilesos y quedaron demorados.

Por razones que eran investigadas por peritos viales, al llegar al kilómetro 1223, conocido como "Curva del Yeso", una zona de curvas y contracurvas cercana al ingreso al Parque Provincial Aconcagua, el micro desbarrancó.

Voceros del Ministerio de Seguridad de la provincia indicaron que por el siniestro 16 personas fallecieron en el lugar y tres cuando eran trasladadas a los hospitales.

Los conductores resultaron ilesos y quedaron demorados en la Comisaría de Uspallata.

En cuanto a los heridos, desde la cartera sanitaria confirmaron que 22 personas fueron atendidas, tanto en el hospital de la localidad cordillerana de Uspallata como en centros asistenciales de la ciudad de Mendoza.

Entre los heridos se encuentran tres niños, de 2, 3 y 7 años, dos de ellos hermanos.

De acuerdo con el parte médico dado a conocer por el director del hospital Notti, Raúl Rufeil, el niño de 2 años "pasó directamente a terapia con un traumatismo de cráneo importante, también traumatismo de pelvis y cervical", en tanto que el de 7 años presentó "traumatismo de cráneo y fractura en miembros superior e inferior".

El niño de 3 años fue sometido a una intervención quirúrgica por "un traumatismo facial importante".

El procurador de la Corte, Alejandro Gullé, informó por su parte que los choferes del micro son de nacionalidad chilena, que quedaron demorados en calidad de "aprehendidos" y que la causa está caratulada, en primera instancia, como "homicidio culposo".

Indicó además que se les extrajo "muestras" para determinar si había o no presencia de "alcohol en sangre", que serán "analizadas por el Cuerpo Médico Forense".

Por su parte, el gerente de Comunicaciones de la empresa Turbus, Victoriano Gómez, aseguró que los chóferes que estaban a cargo del micro tenían experiencia en esa ruta de alta montaña.

"Nos duele tremendamente este golpe, la verdad que estamos muy conmovidos con esta situación", dijo a Canal 9.

Los conductores "cumplieron con su hora de descanso y la máquina estaba con su mantenimiento al día. Ahora, nos da la impresión de que puede haber habido una falla humana, pero no podemos determinar las causas" del accidente, añadió.

Gómez aseguró también que quien estaba "al mando de la máquina" tenía "cuatro años de experiencia en la empresa y un año y medio haciendo esta misma ruta, y el otro conductor tiene tres años en la empresa y un año recorriendo esta ruta".

A raíz del accidente, el tránsito por el corredor internacional fue interrumpido y se lo rehabilitó poco después de las 7.30 de la mañana.Por el siniestro, el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, decretó hoy duelo provincial por 24 horas.

En esta nota