La oposición le quiere torcer el brazo al macrismo en el Senado en un factor clave del voto electrónico. Por ello, incorporaría modificaciones, entre ellas el conteo manual de una boleta que no incluya un chip.

El debate se dará cuando el próximo martes comience a tratar en comisión el proyecto de reforma electoral aprobado por la Cámara Baja y que fuera impulsado por el Poder Ejecutivo.

El Frente para la Victoria intentará, al tratar en proyecto en la Cámara Alta, introducir modificaciones entre las que se incluiría el conteo manual, y no electrónico, de los votos.

Embed

Los legisladores peronistas de distintas bancadas están dispuestos a ratificar las modificaciones que el proyecto pueda sufrir en Senado, cuando regrese a la Cámara de Diputados.

Aunque se mantendría lo establecido por el proyecto original del Ejecutivo de emitir el voto mediante pantallas táctiles que a su vez imprimirían las boletas, se exigiría que el conteo sea de forma manual.

Las razones que impulsan esta modificación estarían basada en la posibilidad de hackeos informáticos en caso de que las boletas tuvieran incorporado un chip, y además se hace referencia a los costos más bajos de este sistema.

Embed