El ministro de Justicia, Germán Garavano, adelantó que "en las primeras semanas de enero" llegará al país el Grupo de Trabajo de la ONU, que pidió la inmediata libertad de Milagro Sala, a fin de entrevistarse con funcionarios judiciales jujeños para obtener información sobre la situación procesal de la dirigente social de esa provincia.

Garavano comentó que el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, le escribió "esta madrugada" desde Ginebra diciéndole que formalizó la invitación al Grupo de Trabajo contra la Detención Arbitraria, que trabaja en la órbita de las Naciones Unidas.


"Se reunió con el Grupo de Trabajo de Naciones Unidas, le formuló la invitación y se acordó que en algún momento de las primeras tres semanas de enero, probablemente venga a visitar la provincia de Jujuy para tener entrevistas con el Poder Judicial y el Ministerio Público de Jujuy", anticipó.

En declaraciones a radio El Mundo, Garavano recordó que "el Gobierno ha respondido a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos el último requerimiento que se hizo y se los estaba invitando para diciembre".

Sala, jefa de la agrupación Tupac Amaru, enfrenta causas penales por extorsión, asociación ilícita, fraude y amenazas que la mantienen con prisión preventiva desde hace casi un año. El funcionario nacional aprovechó para señalar que "la única que puede resolver" el tema de la detención de Sala, considerada "arbitraria" por el Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas, es la Justicia jujeña.