Las fuerzas de seguridad dispusieron vallas alrededor de la mesa donde votó el Presidente. De esta manera, nadie se le pudo acercar.

Embed

El Gobierno orquestó un corralito para evitar escraches a Mauricio Macri ante el encubrimiento de la desaparición de Santiago Maldonado y los papelones que pasaron los funcionarios luego de la aparición sin vida de su cuerpo.

A diferencia de en las PASO, ni siquiera la prensa pudo acercarse al jefe de Estado cuando sufragó en una escuela de Palermo.

LEER MÁS: La Policía detiene a candidatos en Mar del Plata sin orden judicial

En esta nota