El presidente Mauricio Macri comenzó también con la campaña electoral este viernes, cuando decidió ir a timbrear a Cañuelas, que incluyó la visita a un puesto de venta de chacinados, en compañía de la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley.

Sin embargo, cuando estaba todo listo para que regresara a la Quinta de Olivos, donde se debía reunir con el secretario general de Presidencia Fernando de Andreis, el máximo mandatario "pidió a sus custodios estirar un rato más la visita", e invitó a almorzar a la pareja que lo recibió en el puesto ubicado en la ruta 205, donde se comió un clásico choripán.

Por otra parte, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, tampoco dijo presente en Casa Rosada, ya que decidió ir a Misiones para acompañar a Humberto Schiavoni, el candidato a senador de Cambiemos que busca desbancar al oficialismo del gobernador Hugo Passalacqua.

En esta nota