El diario La Nación volvió a publicar un polémico editorial en que pide que el presidente Mauricio Macri cumpla con su promesa de "terminar con el curro de los derechos humanos" y asegura que la Argentina vivió en la década del setenta "una guerra revolucionaria iniciada por organizaciones armadas subversivas".

"La brutal represión con que los gobiernos militares repelieron localmente el terrorismo merece asimismo una mirada ecuánime y sin amputaciones ni ánimo vengativo, dirigida a encontrar la verdad y a castigar por igual a unos y a otros por todo aquello que se hizo al margen de la ley desde ambos bandos", publica La Nación.

El diario no plantea el agravante contra la dictadura ante la responsabilidad que tiene el Estado por la represión ilegal y clandestina.

"Esta nueva instancia clarificadora constituye toda una oportunidad para que el presidente Macri cumpla su promesa y asuma protagonismo en la búsqueda de la verdad y la pacificación, dando vuelta otra página crucial del mendaz relato construido por el anterior régimen, habitado sólo por sangrientos militares e inocentes guerrilleros, una dicotomía que propuso justicia para unos e impunidad y beneficios para otros", exige el diario.

LEER MÁS: Los cinco pedidos desde los editoriales de La Nación que cumplió el Gobierno

El diario además pide la cárcel domicialiaria para los mayores de 70 años que padezcan problemas de salud: "tanto a los condenados como a los procesados se les niega el derecho constitucional a la prisión domiciliaria en razón de su edad o estado de salud". Sin embargo, en los primeros siete meses de 2016, unos 50 militares y ex policías condenados por delitos durante la dictadura recibieron en estos meses la prisión domiciliaria por ser mayores de 70 años

"El desafío es retomar las promesas de campaña para que en la Argentina no haya más víctimas sin reconocimiento ni consuelo y victimarios sin castigo, como resultado de una ley que lejos está de ser pareja para todos, de la reiterada violación de los principios republicanos que nos rigen y de una dialéctica pseudoprogresista que ha venido alimentando el odio, los enfrentamientos y el afán de venganza anclándonos al pasado en lugar de apostar a la pacificación", finalizó la editorial del diario.

En esta nota