La muerte del financista Aldo Ducler fue producto de la enfermedad de su corazón luego de haber sufrido varios infartos, según las primeras conclusiones de la autopsia realizada al cadáver, informaron fuentes vinculadas a la causa penal en la que se investiga el hecho, ocurrido el jueves último.

Según surge del estudio encargado al equipo del Cuerpo Médico Forense, a cargo de Héctor Di Salvo, por esos padecimientos, el corazón de Ducler, de 650 gramos de peso, era casi el doble de tamaño del de un hombre de su edad y contextura.

Las fuentes judiciales indicaron que los primeros datos de la autopsia revelaron que el financista padecía de obstrucciones en la arteria aorta e isquemia, como se llama a la detención o disminución de la circulación de sangre en una determinada zona, lo que causa un estado de sufrimiento celular.

No obstante estos primeros resultados, el juez de instrucción Osvaldo Rappa y el fiscal Adrián Peres -quienes intervienen en la investigación de la muerte del financista ligado a la familia Kirchner- aún aguardan los informes relacionados con los estudios a las vísceras y un hisopado de fauces, lo que agregará datos sobre las causas de la muerte.

Ducler, de 75 años, se desvaneció el jueves último a la tarde en la calle San Martín cerca de su intersección con la avenida Corrientes, en pleno microcentro porteño, y aún estaba con vida cuando fue trasladado en una ambulancia de un servicio privado al Hospital Argerich, donde finalmente falleció, pese a la asistencia de primeros auxilios brindada por un médico de ese servicio privado y otro que llegó del Same.

En esta nota