El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, tuvo su primer encuentro con el ganador de las últimas elecciones y archirrival, el magnate Donald Trump, en la Casa Blanca. La reunión para preparar la transición de cara al próximo 20 de enero, será recordada también por una imagen que dice mucho del momento que pasan muchos estadounidenses con este resultado sorpresivo.

Se sabe, la Grieta se ensanchó en la potencia mundial y no son pocos para los cuales la noticia tardará en volverse tolerable. Inclusive, para los propios empleados de la Casa Blanca. Una foto de ellos aguardando la cumbre entre el mandatario saliente y el entrante muestra el descontento que padecen.

Rápidamente, la imagen se volvió viral y se convirtió en un símbolo de la época.

Embed

Embed

Embed

Embed