La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, pidió que se avance en la investigación de la causa de la banda del Café de los Angelitos, en la que están involucrados la viuda y al hijo del narco colombiano Pablo Escobar Gaviria.

La funcioonara anunció que instará a la Justicia para que "se abra la figura de la cosa juzgada írrita" para volver a investigar a María Isabel Santos Caballero y Sebastián Marroquín por el presunto lavado de dinero mediante inversiones inmobiliarias y del espectáculo detectadas en la operación denominada Café de los Angelitos, que también salpica al ex jugador de Boca Mauricio "Chicho" Serna.

La figura de “cosa juzgada írrita” busca dejar sin efecto una sentencia firme cuando se verifican situaciones contrarias al principio preambular de “afianzar la justicia”.

LEER MÁS: EXCLUSIVO | El software que compró el Gobierno para espiar a la gente

En conferencia de prensa, la ministra se preguntó "de dónde sacó la plata la mujer de Gaviria si no era un aporte del dinero del narcotráfico que ese personaje había recaudado". Bullrich formuló estas declaraciones durante una conferencia de prensa en la sede de la Unidad de Información Financiera (UIF).

La causa nació tras el operativo conjunto y en forma simultánea realizado el mes pasado en la Argentina y Colombia, con la ayuda de los Estados Unidos. En la operación fue detenido el narcolavador vinculado al Cartel de Cali, José Piedrahita Ceballos, cerca de Bogotá y se allanó el famoso Café de los Angelitos, en el barrio porteño de Balvanera, donde se secuestró importante documentación relacionada a las inversiones del narcotráfico en la Argentina.

En el mismo allanamiento se halló información acerca de que "Chicho" Serna propiciaba el ingreso de fondos de Piechahita Ceballos a la Argentina con operaciones cruzadas con Colombia.

En esta nota