Un informe del Centro Atenea muestra que las cuotas de las Empresas de Medicina Prepaga aumentaron un 52 por ciento entre los meses de febrero de 2016 y febrero de 2017. En el mismo período, la inflación fue del 32%.

"A lo largo del 2016 las cuotas de la Medicina Prepaga sufrieron importantes modificaciones. El Ministerio de Salud de la Nación (a través de la SSS), autorizó cuatro aumentos: el primero en marzo (9%), el segundo en junio (15%), el tercero en julio (5%) y el cuarto en octubre (9%), representando un acumulado del 43%", explica el informe.

Este año, el Gobierno Nacional volvió a aprobar un aumento del 6% que rige desde el 1° de febrero. Es decir que el total en un año es del 52 por ciento.

Embed

Atenea explicó que en 2014 y 2015, el Gobierno Nacional también había autorizado subas en las prestaciones, sin embargo, los incrementos fueron menores a la inflación. En 2014, el aumento autorizado a las Entidades de Medicina Prepaga fue 6% menor a la inflación que fue del 39% anual, mientras que en 2015 el incrementó empató al de los precios en general.

El valor de las prestaciones y de los planes es fijado por el Gobierno Nacional a través de la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS). Esta agencia fue creada en 1996 a partir del Decreto N° 1615/96 y es la encargada de regular, monitorear y hacer un seguimiento de las acciones realizadas tanto por las Obras Sociales como por las prepagas.

Según la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), publicada trimestralmente por el INDEC, en el segundo trimestre de 2016, el 30.4% de los individuos no posee cobertura paga ni le descuentan por ello y por lo tanto sólo cuenta con el servicio del subsector público de salud. Por otro lado, el 69.4% del total cuenta con algún tipo de cobertura médica por la que abona o por la que le descuentan un porcentaje de su salario. Este porcentaje equivale a 18.928.959 individuos.

En esta nota