Tras la muerte de Rafael Nahuel, el joven asesinado de un tiro por la espalda en el marco de un operativo del Grupo Albatros de la Prefectura en Villa Mascardi, su madre, Graciela Salvo, salió en los medios y pidió justicia por el crimen de su hijo. “No voy a bajar los brazos. No puedo creer cómo me lo trajeron de esa manera. Sólo quiero justicia para mi hijo”, expresó.

La madre del joven contó que nadie del Estado se contactó con la familia e informó que irá hasta el juzgado para hacer las averiguaciones de la causa. "El asesino de mi hijo tiene que pagarla", sostuvieron los padres de Rafael, quienes pidieron que se esclarezca quiénes fueron los responsables del asesinato.

La muerte de Rafael Nahuel se dio durante un desalojo a la comunidad Lafken Winkul Mapu, ordenado por el juez Gustavo Villanueva. Los efectivos les dispararon con balas de goma y plomo. El informe preliminar de la autopsia confirmó que Nahuel fue asesinado con una bala 9 milímetros, compatible con las de Prefectura.

Ayer, la ministra de Seguridad Patricia Bullrich brindó una conferencia de prensa en donde defendió el rol de las fuerzas de seguridad y catalogó con carácter de "verdad" todo lo expresado por la Prefectura.

LEE MÁS

Embed