El Gobierno propuso aumentar la tarifa de la energía eléctrica en dos oportunidades en todo el país durante el verano, lo que determinará un alza superior al 45% para el Área Metropolitana de Buenos Aires y de hasta el 38% para el interior del país en diciembre.

Los usuarios de Edenor y Edesur tendrán que afrontar aumentos de hasta el 39 por ciento en el primer tramo el alza en diciembre y de hasta 18% en el segundo incremento, que las empresas aplicarán a partir de febrero de 2018. Es decir, que entre ambos aumentos llegará al 57%.

El aumento para los hogares y comercios que consuman más de 150 kilovatios hora durante el mes será mayor, según los datos revelados por la administración de Mauricio Macri en la Audiencia Pública que se llevaba adelante este viernes en el Palacio de las Aguas Corrientes de esta capital.

Se trata del plan de aplicación de un sendero de reducción escalonada de subsidios sobre los precios de referencia de la potencia y energía en el Mercado Eléctrico Mayorista, tarifa social, plan estímulo y tarifas de transporte.

Las empresas distribuidoras del interior del país venían actualizando al ritmo de la inflación en los últimos años el valor agregado de distribución (VAD), lo que explica que la electricidad sea más cara en las provincias que en la Capital Federal y el Conurbano bonaerense. Sin embargo, ahora tendrán un incremento 14 puntos superior a la inflación, que se estima que cerrará en 24% en 2017.