De acuerdo a un informe de la ONU, la caída en la Inversión extranjera en Argentina se debe "en gran parte a las medidas adoptadas por el gobierno de Macri".

Naciones Unidas dejó en evidencia que lejos de la llegada de la famosa "lluvia de inversiones" prometida por el presidente Mauricio Macri, lo que sucedió en la Argentina durante el primer año de su gestión fue exactamente los contrario. En un informe de anoche para El Destape por C5N además de repasar este informe se informó cómo tampoco llegarán los "brotes verdes" en 2017.

Según la ONU, la inversión extranjera directa (IED) en Argentina fue en 2016 de 6.000 millones de dólares, lo que implicó una reducción casi a la mitad, sobre todo por la salida de dividendos de las empresas extranjeras hacia sus casas matrices, compensada luego por el brusco salto en el ingreso de capitales ante los nuevos proyectos anunciados por el gobierno.

El informe de Gannio
El informe de Gannio

El balance es parte del Reporte Mundial sobre Inversiones 2017 de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad), que prevé un aumento en el flujo de capitales a nivel global de 5% para este año, tras el retroceso de 2% registrado en 2016.

Los flujos de IED hacia Argentina se redujeron casi la mitad en 2016, a 6.000 millones de dólares, relevó el informe, presentado este miércoles en Ginebra.

De acuerdo con esta oficina de las Naciones Unidas, la caída fue "en gran parte por medidas adoptadas por el gobierno de Mauricio Macri, como el levantamiento de los controles del tipo de cambio en diciembre de 2015".