Los bancos y otras entidades financieras y cambiarias "deberán abstenerse" de solicitar a los clientes que quieran ingresar al blanqueo de capitales las declaraciones juradas de impuestos que hayan presentado ante la AFIP. La medida fue anticipada ayer pero quedó establecida a partir de una Resolución General publicada este viernes en el Boletín Oficial.

De esta manera, el organismo busca facilitar la tramitación de cuentas especiales para ingresar al blanqueo, ya que los bancos exigían la presentación de una declaración jurada. La medida llega ante la ausencia de la "lluvia de dólares". Es que por el momento los bancos abrieron 150 mil cuentas, y sólo un tercio de ellas tiene fondos (u$s 5000 millones). Estiman, no obstante, que la cifra podría llegar a u$s8000 millones el 21 de noviembre. Pero el Gobierno cree que al 31 de marzo, se podría alcanzar u$s100.000 millones.

Embed


Para alcanzar esa meta, la AFIP sigue flexibilizando el acceso al blanqueo como modo de motivación. Según la Resolución General, los bancos "deberán abstenerse de requerir a sus clientes las declaraciones juradas de impuestos nacionales que presenten ante esta Administración Federal, a efectos de asegurar la correcta aplicación del instituto del secreto fiscal, y de prevenir que dichos sujetos puedan quedar incursos en la pena prevista por el Artículo 157 del Código Penal, ante una eventual divulgación de dicha información".

LA AFIP justificó esta decisión al señalar que "la exigencia por parte de un tercero, en interés de su actividad comercial, de obligar al administrado a dar a conocer la declaración jurada que presenta ante este organismo, debilita el secreto fiscal, poniendo en peligro la confidencialidad y seguridad de un documento que, por su propia naturaleza, debe mantenerse reservado entre el contribuyente y esta Administración Federal".

Embed

"En este contexto, no resulta apropiado que las personas sean colocadas en circunstancias que las obliguen a relevar el secreto fiscal que ampara sus declaraciones juradas, en tanto tal exigencia conspira contra los fines tenidos en miras con la institución de la reserva", añadió.

El ente recaudador señaló además que la Unidad de Información Financiera (UIF) aclaró que "no resulta indispensable tomar en cuenta el aspecto tributario de los clientes para cumplir con la debida diligencia o confeccionar su perfil comercial o de riesgo, como tampoco, requerir de los mismos la presentación de declaraciones juradas impositivas".

"Por lo tanto, es menester conminar a los sujetos previstos en el Artículo 20 de la Ley N° 25.246, que se abstengan de requerir a sus clientes, en virtud de su actividad comercial, las declaraciones juradas de impuestos nacionales que presenten ante esta Administración Federal", resumió el texto oficial.

En esta nota