La vicepresidenta, Gabriela Michetti, tuvo una lamentable explicación para justificar la drástica caída del consumo de leche.

Todo ocurrió en una entrevista en Radio La Red. Jonatan Viale le dijo a Michetti que para ganar las elecciones tenían que aumentar el consumo, porque en el último año había bajado la venta de leche, síntoma de que los argentinos recortaban de forma extrema sus gastos.

LEER MÁS: Por la crisis, el consumo de leche en el país se hundió al nivel de 2002

"La calidad de vida no tiene que ver sólo con el consumo. Cuando llamo raíces para el crecimiento y el desarrollo estoy hablando de un modelo de crecimiento también para las familias que tiene algunas diferencias con sólo consumir bienes no durables", justificó Michetti.

"A mí me parece que es importante ver el proceso a generar para que por ejemplo parte de ese consumo que se iba en consumo más superficiales o más pequeñas en terminos para la vida, pase a ser un consumo que se vaya en una casa", continuó la vicepresidenta.

Embed

Los argentinos consumieron 40,1 litros de leche en promedio en 2016, cuatro litros menos que en 2015. El número fue el más bajo desde 2002.

En esta nota