El empresario mendocino Enrique Pescarmona, dueño de IMPSA, afirmó que en Argentina "las chicas de 14 años se preñan para cobrar unos mangos", en referencia a las políticas de asistencia social adoptadas en favor de los sectores más vulnerables en los últimos años.

"El asistencialismo no sirve, es retrógado. Las chicas de 14 años se preñan y tienen un bebé para que les den unos mangos", aseguró el empresario, que figura como el 38º más rico del país según la revista Forbes.


Actualmente, Pescarmona se muestra muy cercano al gobierno de Mauricio Macri, a quien elogió hace menos de un mes al señalar que "está mejorando la Argentina por varias cosas".

El mendocino expuso en el seminario sobre inversiones energéticas organizado por la Asociación Electrotécnica Argentina (AEA), donde también opinó de forma desafortunada respecto del desempleo y la formación de sus empleados "trabajan como si fueran normales" después de un año de capacitación.

"Van a faltar 12 a 14 años para que los trabajadores sean normales", cargó Pescarmona en referencia a lo que lleva, según él, educar a una persona para que "esté realmente capacitada" para afrontar una responsabilidad laboral.