La Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo revocó una resolución del Ministerio de Trabajo que, durante la gestión kirchnerista, había otorgado la personería gremial de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro (Agtsyp), cuyos integrantes son conocidos como los "metrodelegados", según un fallo al que accedió Télam.

El fallo revocó una vieja decisión del ministro de Trabajo, Carlos Tomada, que reconocía a la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) como legítimos representantes de los trabajadores del subte. La medida había sido tomada en noviembre de 2015.

Sin embargo, la Unión de Transporte Automotor (UTA), comandada por Roberto Fernández, objetó la decisión ante la Justicia laboral. Los Metrodelegados se formaron como una escisión de la UTA, descontentos con la conducción gremial.

Los Metrodelegados tomaron conocimiento por los medios, según deslizaron a El Destape, y van a evaluar los pasos a seguir. "Si esto fuera así, el principal problema lo tiene el Gobierno, porque el poder real lo va a seguir teniendo la AGTSyP y van a tener que discutir las paritarias con nosotros", aseguró a este medio una fuente gremial.

En declaraciones al sitio web En El Subte, "Beto" Pianelli calificó el paro como "político" y anticipó que van a apelar.

Su compañero Claudio Dellacarbonara, acusó "al Gobierno y a la UTA" de estar detrás de esta decisión judicial, justo cuando la Casa Rosada busca desactivar el paro de la CGT. El gremialista, que también integra el Frente de Izquierda, consideró que no es "casual" el momento del fallo, sino que se trata de "otra prebenda más que el Gobierno y su Justicia amiga le dan a la burocracia sindical para intentar frenar un paro genera".

La noticia llega en una semana de cortocircuitos entre los gremios y el Gobierno, tras la marcha del 7 de marzo en el que las bases exigieron a la conducción cegetista que endurezca su postura y convoque finalmente un paro general contra la política económica. Si bien el triunvirato esquivó el pedido de los manifestantes, la masiva marcha dejó en claro el mayor reclamo de aumentar las protestas. Dos días después, la Justicia allanó las oficinas del gremio de Gastronómicos, liderado por Luis Barrionuevo.