Dos jueces federales de La Plata y Mar del Plata consideraron que no había peligro de demora para diferir el tratamiento de las objeciones a la ley aprobada por el Congreso para febrero. Mientras tanto, los expedientes principales en la Ciudad de Buenos Aires también se encuentra sin movimientos.

Mariana Grinberg, fiscal de la Seguridad Social de turno en las fiestas de la semana pasada, demora el dictamen para que el juez Juan Fantini, que trabaja durante la feria, pueda decidir si tratará el caso en estos días, según informó Ámbito Financiero.

Este amparo para declarar inconstitucional la reforma previsional fue presentado por el abogado previsionalista Miguel Fernández Pastor, quien solicitó que se habilite la feria y se dicte una medida cautelar para frenarla hasta se dicte la sentencia de fondo. La CTEP realizó el mismo pedido, pero tramita en el juzgado de Fernando Strasser, ya que la Cámara rechazó la recusación planteada por sus letrados.

En La Plata, el juez Alberto Recondo recordó que el tratamiento durante enero "sólo procede cuando media un riesgo cierto de que una providencia judicial se torne ilusoria o de que se frustre por la demora de alguna diligencia importante". Sin embargo, agregó en el planteo iniciado por veteranos agrupados en el Centro Ex Combatientes Islas Malvinas (Cecim) que "la presente acción produciría efectos a partir de marzo del corriente año 2018, no se advierte que se verían vulnerados en lo inmediato los derechos de quienes promueven la acción".

En tanto, su par de Mar del Plata, Santiago Inchausti resolvió que no constaba un requisito formal para que la demanda cuente con habilitación de feria pese a haber sido presentado el 2 de enero pasado. "No constituyendo a juicio del suscripto el planteo efectuado asunto que no admita demora", concluyó, como mostró el periodista Gabriel Morini.

LEER MÁS: ¿Cuánto perderán los jubilados con la reforma?