El Poder Judicial de Jujuy informó este jueves que el gobierno le remitió la resolución de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que reclama la salida de prisión de la dirigente Milagro Sala.

Lo hizo junto con el decreto en el que el gobernador Gerardo Morales destacó su "vocación de acompañar" los "procesos" internacionales que impliquen "respeto a los derechos humanos".

En un comunicado, el Superior Tribunal de Justicia informó que ayer "recibió" la "Resolución número 23/2017" de la CIDH "en relación a la medida cautelar número 25/2016 solicitada en favor de Milagro Sala". Además, dijo, el Poder Ejecutivo remitió al máximo tribunal el decreto 4448, con fecha de ayer, "por el cual se pone en conocimiento del Poder Judicial" la resolución del organismo internacional para que "se consideren los requerimientos establecidos en la misma".

Esta mañana, el diario Página 12 publicó una entrevista a Sala, donde la dirigente social asegura que "uno de los jefes del Servicio Penitenciario se le acercó a decirle que el final de su estadía en el penal es inminente".

Morales, informó la Justicia, en el decreto que lleva su firma recordó que la Argentina "es estado miembro de la Organización de los Estados Americanos" y "que la Convención sobre Derechos Humanos posee jerarquía constitucional".

"El Gobierno de la Provincia de Jujuy tiene la vocación de acompañar con firme convicción todas las acciones y procesos nacionales e internacionales tendientes al respeto de los derechos humanos en plena dimensión jurídica, social y económica", manifestó.

Morales ratificó en su decreto que "de ninguna manera reconoce" las "situaciones de gravedad o urgencia o riesgos de daños irreparables a la vida e integridad" de Sala en prisión.

Finalmente, el gobernador sostuvo que es "competencia exclusiva del Poder Judicial" considerar "los requerimientos" del organismo internacional.