La Justicia decidió que Carlos Menem puede ser candidato a senador en octubre, al rechazar todas las impugnaciones presentadas en su contra y que derivaron en que su postulación no fuera válida en las PASO del 13 de agosto.

Luego del fallo de la Corte Suprema, que levantó la impugnación decidida por la Cámara Nacional Electoral (CNE) y ordenó conformar un nuevo tribunal, los jueces de la Cámara Federal Eduardo Farah, Jorge Ballestero y Martín Irurzun decidieron rechazar todas las impugnaciones presentadas contra el ex presidente y habilitar de forma definitiva su candidatura para el 22 de octubre, donde deberá revalidad su banca.

En las PASO se dio una situación paradójica: impugnado por la Justicia electoral, el frente que presentó a Menem de candidato no tenía tiempo de cambiar las boletas por lo cual el ex presidente igualmente estuvo en el cuarto oscuro. El resultado: según el escrutinio definitivo, Menem se impuso con el 44,24% de los votos válidos, más de 8 puntos por encima de Cambiemos, que presentó al ex ministro de Defensa Julio Martínez.

Menem había sido impugnado por su condena en la causa por el tráfico de armas a Ecuador y Croacia, durante su primer mandato como jefe de Estado. Según los magistrados, la decisión de "la Sala I de la Casación Federal en la causa “Armas” no se encuentra firme por lo cual no es impedimento para la postulación a senador nacional de Menem".

Tras el fallo contrario en la Cámara Electoral, Menem acudió a la Corte Suprema, que revocó aquel fallo y obligó a dictar uno nuevo. Luego, la CNE entendió que la decisión de los "supremos" lo habilitaba, decisión que fue ratificada por el nuevo tribunal que entendió en la causa.