La Justicia archivó la investigación por la muerte del financista Aldo Ducler por "inexistencia de delito", después de que diera "negativo" el examen toxicológico que buscaba sustancias que pudieran haberle provocado intencionalmente un infarto.

Lo decidió el juez de instrucción Osvaldo Rappa quien dispuso el archivo a pedido del fiscal Adrián Peres, luego de un estudio que determinó que la muerte se produjo de forma natural, por problemas previos cardíacas de Ducler.

Ducler días antes de su muerte había presentado un escrito ante la Unidad de Información Financiera (UIF) adelantando que contaría presuntos hechos de corrupción del kirchnerismo. El financista falleció el 1 de junio pasado al desplomarse en pleno microcentro porteño, en la intersección de la avenida Corrientes con la calle San Martín.

Los médicos forenses establecieron en la causa que Ducler falleció como consecuencia de una "isquemia", en un cuadro de varios infartos cardíacos anteriores y un corazón que pesaba casi el doble de lo normal. No obstante, el juez Rappa ordenó distintas medidas de prueba, como ser análisis de vísceras, y el objeto era determinar si había sustancia química incorporada a la víctima que tuvo como fin provocarle artificialmente un infarto. Pero los exámenes toxicológico a histopatológico dieron resultados negativos: ante ello el fiscal Peres determinó que las lesiones que mostraba el cadáver eran "injurias propias de las acciones de reanimación" a que fue sometido tras desplomarse en la vía pública.

Ahora, el hijo del financista, Juan Manuel Ducler, tiene la posibilidad de apelar la decisión de primera instancia ante la Cámara del Crimen.