Una insólita nota escribió la periodista Mónica Gutiérrez en su web llamda como su nombre.

Allí realiza una extraña comparación entre una carta que escribió la ex presidenta Cristina Kirchner y el silencio de la Selección Argentina ante la prensa.

LA COLUMNA:

CFK plantó en su página web tremenda carta como única e inmediata respuesta a la denuncia que quedó radicada en Tribunales y que involucra a su madre Ofelia Wilhelm.

La causa se inicia por una denuncia de Elisa Carrió y ordena investigar al Correo Argentino y a la Cooperativa El Aldabón, y en la cual hasta dónde se sabe, revista como síndica la mamá de la ex presidente. Los cargos, supuesto fraude al Estado.

Cristina, fiel a su estilo pero cargadisima, interpela directamente al presidente. La misiva es una una diatriba de tres páginas. El tono es directo: "¿ Qué es lo que querés inventar? ...pensé que conmigo y con mi hija te alcanzaba... ¿ O es que las cosas van tan mal que tenés que empezar a perseguir junto con Clarín a una anciana que no sale de su casa?" "No Macri. El problema de la Argentina sigue siendo el mismo de siempre: Ustedes...".

Embed

La carta la emprende también con el padre de Mauricio Macri ..."estatizaron la deuda de sus empresas mientras la dictadura genocida había desaparecido a miles de argentinos"...".

"Lo mismo que pasó con los contratos de "dólar futuro". Los que habían ganado millones eran Ustedes....Los que estamos procesados por Bonadío, somos nosotros...".

Extensa, furiosa y por momentos algo desopilante - propone instaurar el "Día de la mentira" en coincidencia con el primer aniversario del último debate presidencial antes del balotaje, CFK nunca hace referencia ni refutación alguna a los argumentos que permiten a la justicia abrir la causa.

Lo que el Juez tiene que investigar es si los contratos y la transferencia de recursos por 61 millones de pesos que el Correo le hizo a una cooperativa integrada con personas de avanzada edad, entre ellas la señora madre de Cristina, tercerizando el reparto de correspondencia de ARBA era una operación legal y en tal caso cuál fue el destino final de esos dineros.

Como en tantos otros asuntos la ex presidenta no aportó un solo dato o documentación que saque a su anciana madre de la situación judicial. No se refirió ni a la Cooperativa, ni a la posición de sindica de Ofelia W, ni a los contratos objetados ni a nada que tenga que ver con el objeto de la investigación. Mucho menos aún a la ruta del dinero que se escurrió en los oscuros ductos del poder.

Messi hace algo parecido. Se plantó en la ofensa y actuó de vocero del colectivo selección nacional para atrincherarse en el silencio.

Se queja, patalea, defiende a los suyos, acusa los periodistas, instrumenta la represalia de no hablar con los hombres de prensa pero nada, absolutamente nada dice de la denuncia que hizo Gabriel Anello que sostiene que Lavezzi consumió marihuana en la concentración y que eso lo sacó de juego.

Dice que la acusación es grave, pero no la refuta, no desmiente. Ni él, ni Lavezzi ni nadie.

Los jugadores también prefieren tirar la pelota fuera de la cancha y resguardarse en dulce montón en un siempre acogedor "de eso no se habla".

En esta nota