El Gobierno intenta combatir la inflación con mayor endeudamiento. Pero la visión netamente monetarista no alcanza para frenar los precios y conseguir el objetivo del 17% para este año.

Embed

Para FIEL, en septiembre hubo una suba del 2,1% en la Ciudad de Buenos Aires, una aceleración respecto a los meses previos, que se compara con el guarismo de julio. Interanualmente, la variación alcanzó el 26,4%.

LEER MÁS: Por la inflación, se compran cada vez más celulares usados

El alza estuvo liderada por los alimentos y bebidas, que se incrementaron 3,4%, el rubro más importante de todos, y la vestimenta trepó 3,1%, también por encima del promedio. La vivienda y servicios básicos subieron 2%, al igual que la educación, mientras el esparcimiento lo hizo un 1,8% y los gastos para la salud, 1,1%.

Pese a esto, el Banco Central mantiene su meta del 17% para fin de año, pero la esterilización monetaria como única política antiinflacionaria puede quedarse corta.

En esta nota