La inflación de septiembre trepó al 1,5%, con lo que acumuló en los últimos 12 meses un alza del 25,3%, de acuerdo con un informe de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET).

Las mayores subas en septiembre se registraron en el rubro "Salud", con un 4,2%, impulsada por los incrementos en las prepagas y medicamentos. En segundo lugar, "Alimentos y bebidas" escaló a 2,3%; seguido por "Indumentaria y calzado", "Vivienda" y "Mantenimiento del hogar" con un 1,25%.

La UMET consideró que la inflación de septiembre "afectó de igual forma a todos los deciles de ingresos, manteniéndose entre un 1,5% y un 1,6%. La asimetría se debe a que los deciles más bajos sufrieron los aumentos en alimentos y bebidas y los más altos en prepagas".

Según el reporte, para los jubilados la inflación interanual de septiembre fue de un 29,3% y la mensual de un 1,9%, a raíz del "mayor peso relativo de salud y servicios públicos en sus canastas de consumo, cuyos precios subieron por encima del resto en el último año".

LEER MÁS: Relevamiento: la jubilación y AUH perdieron 7% de poder adquisitivo

Por otra parte, la universidad detalló que el salario real sigue "muy por debajo" del de noviembre de 2015, con una caída de 5,6%; con un promedio de baja mensual de 6% En este marco, el rector de la UMET, Nicolás Trotta, evaluó que "el impacto de una alta inflación se acentúa por la pérdida de valor de compra del salario.

Al igual que el año pasado, el Gobierno pretende condicionar la paritaria con metas inflacionarias muy alejadas de la realidad". "En 2016 se proyectó un 25% y la inflación fue del 40,9%, este año el Banco Central presentó una meta del 17% y en los primeros nueve meses la inflación ha sido del 18,5%", advirtió.