Mauricio Macri visitó la provincia de Córdoba en donde realizó una recorrida por la fábrica de tractores Pauny y luego fue a "la fiesta del mani". Acompañado por el gobernador Juan Schiaretti, el Presidente llenó de elogios al campo y aseguró que "el conflicto del kirchnerismo con el campo fue estúpido" y destacó que es "sector más potente del país".


Sin embargo, la nota de color del día se dio cuando Macri volvió a "deleitar" con sus pasos de baile, mientras sonaba Gilda. Entre los espectadores había un grupo de chicos de una escuela local, que comenzaron a burlarse del jefe de Estado al verlo bailar junto al gobernador y lo dejó en offside:


Chicos baile macri

Embed

En esta nota