La producción de acero disminuyó 11,6% en enero respecto a igual mes de 2016. La Cámara Argentina del Acero admitió que el sector continúa el proceso recesivo, pero opinan que se dará un cambio de tendencia en los primeros cuatro meses de este año.

Según el informe, la producción de acero crudo en enero fue de 291.300 toneladas, resultando 6,8% inferior respecto de los valores de diciembre pasado (312.600 toneladas), y 11,6% inferior con respecto a la de enero de 2016 (329.500 toneladas).

LEER MÁS: Al menos 200 despidos en Atucha III: denuncian paralización de obras

"Durante 2016, la industria se movió productivamente con los vaivenes propios de la economía", analizó el gremio patronal. La cámara sostuvo que "el sector de la maquinaria agrícola y productos relacionados tuvieron un buen nivel de actividad". Por su parte, el sector de la construcción, de la mano de la obra pública, comenzó a activarse con un incremento de pedidos de diferentes productos.

"La siderurgia vive hoy una crisis sin precedentes en el mundo, con exceso de oferta internacional, provocado especialmente por el rol de China en la producción y el comercio, y sin expectativas de resolución en el corto plazo", advirtió. Remarcó que "la sobreoferta mundial ronda las 800 millones de toneladas de acero, de las cuales, más de 440 millones son aportadas por el gigante asiático".

La producción de hierro primario en enero de 2017 fue de 247.600 toneladas, resultando 0,1% menor a la de diciembre de 2016 (247.800 toneladas) y 16,7% inferior a la de enero de ese mismo año (297.400 toneladas).

La producción total de laminados terminados en caliente en enero fue de 294.400 toneladas, un 5,1% inferior a la de diciembre pasado (310.100 toneladas) y 14,1% menor a la de igual período de 2016 (342.700 toneladas).

La producción de planos laminados en frío de enero fue de 111.700 toneladas, resultando 1,8% inferior a la de diciembre (113.700 toneladas) y un 8,6% menor a la de enero del año pasado (122.100 toneladas).

En esta nota