La actividad industrial registró en enero una retracción de 6,4% respecto a igual mes del año anterior, según estimó el Centro de Estudios Económicos de Orlando Ferreres y Asociados. De acuerdo a sus cálculos, la producción industrial cayó en enero 2,7% comparado con diciembre último en la medición desestacionalizada.

"A la caída reportada en el sector de alimentos y bebidas (-18,4%) que en rigor es una adecuación hacia volúmenes productivos habituales" se le suma "una fuerte baja en la industria de las metálicas básicas (-10,6%), condicionada por un panorama internacional particularmente negativo", destacó.

LEER MÁS: La producción de leche sufrió la peor caída de los últimos 9 años

El informe indicó que esas caídas "fueron parcialmente" compensadas por la suba verificada en el rubro Maquinaria y Equipos que mostró en enero un aumento del 11,4% anual, influenciado por una producción de automotores que creció más del 50%. "Si bien la base de comparación es modesta puesto que la baja a principios del 2016 fue del orden del 30%, la dinámica de los últimos meses permite interpretar los datos de manera positiva", evaluó.

A su vez, el sector Minerales no Metálicos creció en enero 1,7% interanual -tras haberse contraído 10,3% en 2016- impulsado por el incremento verificado en los despachos de cemento, que anotaron un ascenso del 1,8% anual.

La merma del 6,4% de enero fue la mayor en tres meses, ya que en octubre se había desplomado 8,5% intermensualmente.

La consultora prevé que "si bien habrá que esperar al cierre del primer trimestre para hacer un análisis con mayor propiedad, creemos que en 2017 observaremos una recuperación en la actividad industrial, en un escenario de recomposición del poder adquisitivo del salario y una política macroeconómica menos disruptiva".

En esta nota