En la última conferencia del ciclo 'Qué pretendo para la Argentina' Gabriela Michetti otorgó lamentables justificaciones de la violenta represión policial que se vivió el lunes en el marco del debate por la reforma previsional, que ajustará los haberes jubilatorios, permitiéndole al Gobierno un "ahorro" de 100.000 millones.

Respecto a los hechos, Michetti aseguró que "si una persona genera semejante nivel de violencia las fuerzas de seguridad actúan sacando a esa gente como la tenga que sacar, si no podés sacarla agarrándola como indica el protocolo de seguridad, inmediatamente pasás al camión hidrante y sino tirás balas de goma no sé si a las piernas o lo que sea que indique el protocolo".

"Hay que ir ajustando cada vez más la manera en que la seguridad tiene que manejarse en esas situaciones. En la Argentina es muy difícil, en términos culturales, porque en temas de seguridad tenemos una marca enorme con lo militar y las aberraciones que vivimos en la Dictadura. Todavía la represión se ve como una cosa terrible y por eso gran parte de la sociedad se pone del lado del que hace lío", agregó.

Pero luego logró un fuerte aplauso de empresarios, embajadores, profesionales de la salud y de distintos ámbitos que se congregan semanalmente en los almuerzos del Rotary Club de Buenos Aires cuando pidió que las fuerzas de seguridad "hagan cumplir la ley".