Tras la polémica en Palermo Soho por la mueblería que exhibió a un pony llamado Tuvo en la vidriera para “diversión de los chicos”, el criador del equino Evaristo Falabella justificó el uso comercial del animal y contó que "le prestó el pony al dueño de la mueblería, Sasha Fradusco” porque son amigos y afirmó que “no tenía ningún fin comercial”.

En una entrevista con La Nación, el criador explicó que “la intención de llevar a Tuco al local fue para que los chicos, en la semana del niño, pudieran disfrutar de la presencia del animal” y detalló que “la idea era que estuviera ahí de lunes a viernes de 2 a 7 de la tarde y después volver al Haras donde vive en Pilar”.

LEÉ MÁS: Polémica por un pony en una vidriera de Palermo

“Esto no tenía ningún fin comercial. Si yo quiero buscar un cliente, no lo busco en Palermo Soho. Y Fradusco tampoco necesita de un caballo para vender muebles. Nadie entra a comprar un mueble por haber visto un caballo en la vidriera”, arremetió Falabella y aseguró que Tuco “está bien”.

La polémica se desató cuando una persona subió la foto del pony en “su corral de adaptación” y provocó las críticas de los usuarios en las redes sociales. En ese sentido, el criador cuestionó que “esa persona no pregunto nada y no sabía la razón por la cual Tuco estaba en ese corral”.