En los últimos días y en medio del juicio oral por la tragedia de Once, el escritor Jorge Asís y el abogado Gregorio Dalbón compartieron su visión sobre lo ocurrido y afirmaron que se trató de un intento de sabotaje y de extorsión que "salió mal" por parte de la Unión Ferroviaria.

En Animales Sueltos y ante un Fantino atónito, el periodista y escritor realizó fuertes revelaciones sobre cómo podría haberse organizado el accidente de Once e infirió el involucramiento del sindicato ferroviario por la muerte del maquinista que no quiso hacerse cargo de ejecutar un supuesto “susto” por cuestiones de sueldos y subsidios a bordo de la formación que terminó con la muerte de 52 personas y más de 700 heridos.

Embed

Pocos días después, el letrado Gregorio Dalbón también realizó su descargo y fue contundente al apuntar contra Córdoba, el maquinista a cargo del tren aquella mañana de verano: "Un Piloto de avión, si observa un desperfecto no vuela y si lo observa en vuelo avisa, radialmente, pone en marcha el protocolo de emergencia. Lo mismo un transporte público. Sin frenos un colectivo no comienza su recorrido. Ni un taxi, ni un remis", arremetió.

En este sentido, Dalbón deslizó que se trató de un "susto" programado que "se les fue de las manos" a los responsables: "Querían darle una planchadita al tren contra Once", expuso.

"Sin motivo alguno desde la estación Caballito, una antes que Once, Marcos Córdoba aceleró el tren más rápido que en todo el trayecto desde Moreno a Once. A Trescientos metros del anden número 2 de Once suelta el freno de emergencia de “hombre muerto” y deja, según su declaración el tren entrando a la deriva", detalló Dalbón.

En esta nota