La policía neuquina desató una grave represión que dejó decenas de heridos para cumplir la orden de desalojo.

Hubo piedrazos, gases lacrimógenos y balas de goma. Hay siete personas demoradas. Sucedió tras un desalojo en una toma en Parque Industrial, en un clima de tensión entre los efectivos y los vecinos radicados en el lugar.

"Según las primeras informaciones, unos 100 efectivos llegaron poco después de las 6 y comenzaron a desarmar las casillas montadas sobre la calle Conquistadores del Desierto, en dirección hacia el oeste, a unos 300 metros de Parque Industrial",confirmó La Mañana de Neuquén. Agrega el diario local: "Minutos después de las ocho comenzaron los incidentes entre los efectivos policiales y los habitantes de la toma".

LEER MÁS: Reapareció Melconian más filoso que nunca: "Ojo, porque se puede ir todo a la mierda"

"Se ha dado cumplimiento orden de desalojo que ayer emitió el juez garantías Martín Marcovesky que daba un plazo de 24 horas para ejecución. La Policía hizo posesión del predio como lo dictaminó la Justicia. No hubo inconveniente ni resistencia de los tres moradores de la toma", indicó el Subsecretario de Seguridad Gustavo Pereyra.

La policía procedió al desalojo de la toma, las 20 casillas terminadas fueron derribadas. "La diligencia está terminando sin ningún inconveniente. La orden judicial dice que debemos entregar al municipio la toma de posesión del predio para que procedan a su cercado", agregó Pereyra.

En esta nota