El presidente de la Pastoral Social, monseñor Jorge Lozano, destacó hoy la "buena predisposición" del Gobierno en acordar la emergencia social como medida de enfrentar la pobreza, pero advirtió que el "camino para" salir de esa problemática es por medio del "trabajo digno remunerado".

Lozano expresó que "cuesta salir de las estructuras de pobreza" en la Argentina, donde las cifras son de "poco más del 30 por ciento".

El denominado proyecto de Emergencia Social acordado entre los distintos bloques de diputados y senadores con más de 40 organizaciones sociales ingresó ayer a la Cámara Baja y la intención del oficialismo es emitir dictamen mañana para habilitar su tratamiento en el recinto.

"Yo he notado buena predisposición y a su vez algunos funcionarios que tiene pies en la calles, no se manejan solamente en el escritorio, se ocupan de visitar comedores, escuelas, y eso es estar en contacto con la realidad cotidiana, le ponen rostro a las cifras", subrayó Lozano en diálogo con radio Continental.

De todas formas, el obispo de Gualeguaychú advirtió que "el camino para salir de la pobreza es el trabajo digno remunerado. Los planes sociales deben tener una razonabilidad de transitoriedad para ayudar en la crisis".

La iniciativa que ingresó al Congreso prevé prorrogar la emergencia social hasta diciembre de 2019 y habilita al jefe de Gabinete a reestructurar las partidas presupuestarias hasta un total de 30.000 millones de pesos.

El miércoles pasado, la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, junto a su par de Trabajo, Jorge Triaca, firmaron un acuerdo con representantes de organizaciones sociales que implica, entre otras cosas, la declaración de la emergencia social.