La Iglesia cuestionó en duros términos a Horacio Rodríguez Larreta por su intención de cerrar todos los profesorados de la Ciudad. El arzobispo de Buenos Aires Mario Poli le dirigió una crítica carta, que firmó junto a otros referentes religiosos y educativos.

La ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, planea crear una Universidad de Formación Docente única, por lo que ordenó el cierre de los 29 terciarios que preparan profesores, lo que generó masivas protestas y movilizaciones de parte de los actuales y futuros profesionales. La repentina centralización le quitará independencia de currícula a las instituciones y eliminará cientos de puestos de trabajo cuando se implemente.

En su misiva, resaltan “el sorpresivo anuncio de la creación de la Universidad de Formación Docente” y le expresa su “preocupación por la ausencia de diálogo y consenso previo al proyecto”. “Nos sorprende que se presente como novedad la formación docente en el nivel universitario, lo cual ya existe desde hace mucho tiempo”, le apuntaron a Larreta.

Por esto, le advierten “el grave perjuicio para la educación que generará el intento de una racionalización centralista y consiguiente uniformidad de la formación docente en la Ciudad y, en general, en todo nuestro país”.

LEER MÁS: Paros y marchas contra el cierre de todos los profesorados de la Ciudad

En reiteradas circunstancias le recalca la ausencia de diálogo del mandatario porteño y de la titular de la cartera educativa. Por caso, le reprochan “la omisión de instancias de consulta que aseguren la participación de la comunidad académica en el discernimiento y la toma de decisiones de tan significativa proporción”.

La solicitud se resume en el retiro del proyecto de ley de la Legislatura, para mejorar el sistema educativo.

En esta nota